Una vivienda muy eficiente

Margarita Urbano y Josep Bonfill trabajan desde BIU arquitectura en el diseño y la construcción de viviendas y edificios, en los que se incorpora el beneficio pasivo de la energía solar, la utilización de materiales adecuados desde el punto de vista medioambiental, el uso de energías renovables, y el reciclaje integral de aguas y residuos.

Se trata de una vivienda diseñada con criterios de aprovechamiento pasivo de la energía solar y construida con materiales y tecnología no agresivas al sistema ecológico general.
Está situada en una zona de ciudad jardín, con parcelas de unos 1.000 m2 por vivienda y un bosque mediterráneo que la separa del núcleo urbano.
La parcela ocupa la ladera Este de una montaña con una pendiente mayor al 20% y dos viviendas altas a ambos lados. Por ello la ubicación de la casa domina en el diseño, para lograr un buen asoleo y una adecuada integración en el paisaje.
Está formada por tres volúmenes unidos a medio nivel que se empotran en la ladera de la montaña y cuyas cubiertas vegetales son la continuación de la piel de esta montaña.
Las fachadas este y sur están muy abiertas y tienen las estancias principales, el nor-este la entrada y los servicios y el nor-oeste está enterrado.
La compartimentación interior está reducida al mínimo y las puertas son correderas para que permanezcan abiertas, sin estorbos, evitando así el riesgo de condensaciones por un excesivo gradiente térmico entre fachadas cálidas y frías.
La mayoría del año no necesita ninguna energía para la climatización, un ahorro de 70%, posee un apoyo de calefacción de gas natural con radiadores verticales de alto rendimiento y placas solares para el agua caliente sanitaria.
Las aberturas están especialmente concebidas para una mejor eficiencia energética por medio del sistema BiU-ventana, formado básicamente por una carpintería de madera de doble acristalamiento, persianas de madera colocadas en la cara interior y un alero convenientemente dimensionado según la latitud geográfica y clima. La domotización de las persianas sur-este es conveniente ya que la familia está muchas horas fuera de casa durante el día.

Instalaciones
En la instalación eléctrica el esfuerzo suplementario se centra en conseguir un nivel tolerable en el campo electromagnético teniendo especial cuidado en la toma de tierra de todos los elementos (una resistencia entre 15 y 7 ohmios), en el cableado y en la distribución de los enchufes lejos de los lugares de reposo.
Por otra parte hay que asesorar al usuario para que no utilice materiales aislantes de la electricidad en los revestimientos interiores y mobiliario.
En el tratamiento de las aguas, se han recogido las pluviales en un estanque que además de dar apoyo a la flora y la fauna de la finca, atempera el microclima de esta zona del jardín.
Todas las conducciones de la vivienda son de polietileno.

SISTEMA DE VENTANA ENERGÉTICAMENTE EFICIENTE
Componentes:
Carpintería vidriada, persiana aislante interior
Aplicación:
Edificios de alta inercia, clima templado
Evaluación:
aislamiento térmico +30%
aislamiento acústico +40%

Ciclo de calefacción

 Persiana elevada ventana cerrada K=3,10 W/m2¼C ACUMULACIÓN DE CALOR EN LA MASA TÉRMICA DEL EDIFICIO

Persiana elevada ventana cerrada K=3,10 W/m2¼C ACUMULACIÓN DE CALOR EN LA MASA TÉRMICA DEL EDIFICIO

Persiana bajada ventana cerrada K=1,35 W/m2¼C MINIMIZACIÓN DE PÉRDIDAS CALORÍFICA

Persiana bajada ventana cerrada K=1,35 W/m2¼C MINIMIZACIÓN DE PÉRDIDAS CALORÍFICA

Ciclo refrigeración

Persiana bajada, ventana abierta REFRIGERACIÓN PASIVA POR ACELERACIÓN DEL AIRE RENOVACIÓN

Persiana bajada, ventana abierta REFRIGERACIÓN PASIVA POR ACELERACIÓN DEL AIRE RENOVACIÓN

Ficha técnica
Fecha proyecto – final de obra: 1999 – 2001
Superficie construida de vivienda: 107,00 m2
Superficie construida de porches: 23,00 m2
Clima: Mediterráneo pre-litoral, unos 100 m. de altitud. Clima templado y húmedo, invierno con pocas heladas, primavera y otoño lluviosos y con nieblas y verano caluroso y húmedo.
Aprovechamiento pasivo de la energía solar:
Calefacción:
Fracción pasiva 70% (a 18¼C).

Al sur y al este ganancia directa a través de grandes aberturas y un lucernario entre cubiertas, intercambio de calor a la zona nortea través de la escalera.

Ganancia indirecta a través de paredes y pavimentos interiores de alta inercia térmica, (cerámica y tierra cocida).

Minimización de las pérdidas energéticas en aberturas mediante la BiU ventana.
Refrigeración:

Fracción pasiva 100%.

Ventilación por termosifón natural a través del lucernario superior y toma de aire fresco del porche norte semi-enterrado, terrazas ajardinadas y sombreado de aberturas con aleros y persianas.
Bioconstrucción:

Paredes de obra cerámica de gran formato con aislante de arlita (K=0,34 W/m2¼C) y pinturas exteriores e interiores transpirables.

Carpintería y persianas de madera con tratamiento de sales de bórax y aceites naturales.

Pavimentos de tierra cocida (de alta inercia).

Cubiertas vegetales aisladas con 8 cm. de corcho y mortero de arlita, más unos 20 cm. de tierra (K=0,46 W/m2¼C).

Morteros de cemento/cal y yesos sin aditivos.
Reciclaje:

Compostero para materia orgánica casera y huerto.

Recogida de aguas pluviales en el estanque para riego.

Ciclo de vida sostenible de los materiales de la casa.

Costes: 145.000 ptas/m2.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *